MONTHLYBULLETINS_eng020816

Check out our monthly newsletter

Stay up to date on the most recent news from the Sierra Gorda Alliance. Courses, workshops, trips, discoveries of new species, our latest videos…you’ll find all this and more in our monthly newsletters. January 2014  January 2016 February 2014 February 2015  February 2016 March 2014 March 2015  March 2016 April 2014 April 2015  April 2016 May […]

presid.

Acoge GESG reunión con presidentas municipales para impulsar mejoras en Sierra Gorda

Por Miriam Rivas presid.

Con el propósito de generar planes y acciones de mejoramiento y conservación de nuestra región, el 18 de agosto se reunieron los representantes electos de Arroyo Seco, Dionisia Loredo; Jalpan, Selene Salazar; Landa de Matamoros, María Amador; Pinal de Amoles, Gloria Rendón y Xilitla, Javier Pacheco; así como la diputada local por el XV distrito, Atalí Rangel.

Se trata de la segunda reunión que tiene lugar en la sede de Grupo Ecológico Sierra Gorda (GESG), luego de la realizada el 2 de julio. En esta ocasión, asistieron además la diputada local por el XV distrito, Atalí Rangel, y Kris Ann McCamant, estadounidense experta en tratamiento de aguas residuales.

Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo, directora de GESG, hizo hincapié en la importancia de hacer mancuerna entre todos los municipios que conforman la Sierra Gorda, con las dependencias correspondientes y con organizaciones capacitadas.

“La Sierra se encuentra en un triste estado. Pareciera una casa a la que visitaron y dejaron los trastes sucios, nadie sacó la bolsa de la basura y no le bajaron al baño. Celebramos la presencia de mujeres para poner la casa en orden”, dijo.

Atalí Rangel, una de las impulsoras de la reunión de este día, invitó a las presidentas a trabajar por una Sierra que se pueda presumir, de la que estemos aún más orgullosos.

En tanto, Kris Ann McCamant presentó su apoyo y disposición para evaluar, planear y, en dado caso, construir plantas tratadoras con las capacidades adecuadas para cada una de las poblaciones donde se requiera. Todo ello con la tecnología adecuada para causar el menor impacto ambiental.

Por otro lado, José Ángel Becerril, representante de la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano (PEPMADU) dio a conocer los resultados de un recorrido que realizó a los rellenos sanitarios de Jalpan de Serra, Landa de Matamoros y Arroyo Seco y lamentó las pobres condiciones en las que se encuentran: poco o nulo personal capacitado, sin el equipo de protección adecuado ni separación de residuos, y con un gran desperdicio de espacio.
Y externó la disposición de las dependencias correspondientes, como SEDESU, para una mejor práctica en el manejo de residuos y capacitaciones.

Mario Pedraza Ruiz, certificado como educador holístico por el Instituto Savory y miembro de GESG, puso a disposición de los representantes de cada municipio los conocimientos adquiridos en los últimos 10 años para que ganaderos y agricultores aprendan del manejo holístico y se cree una cultura en torno al cuidado de los suelos.

La reunión culminó con la petición de Ruiz Corzo para que presidentes electos y dependencias gubernamentales desarrollen un ordenamiento turístico que afiance a la Sierra Gorda como un destino de naturaleza, manteniendo una imagen uniforme, con un mínimo impacto ambiental y mayores beneficios para los pobladores de la región.

Durante los siguientes dos días se tratarán temas de turismo y proyectos productivos para generar un calendario de trabajo que facilite la labor en conjunto para una mejora de nuestra región, su conservación e impulse su economía y progreso.

Presidentas1

Nuevos rumbos con mujeres al frente


Aguardamos con muchas expectativas los buenos proyectos y gestiones que las nuevas administraciones municipales y la estatal traerán para Querétaro, abatiendo los viejos rezagos en la Sierra Gorda.Y es que nos preocupan los graves problemas de saneamiento y provisión de agua que sufren las comunidades locales, así como la falta de una propuesta gubernamental que permita generar productividad de manera innovadora en un área de conservación como ésta. Estamos listos para actuar contra la ignorancia de funcionarios, productores agropecuarios e ingenieros forestales que, con prácticas nocivas, poco a poco van acabando con la riqueza natural.

En los últimos tiempos, además, se ha promocionado el turismo cuatrimotor como si fuera el único producto turístico que nuestra riquísima Sierra Gorda puede ofertar. Sin embargo, esta actividad daña a la naturaleza y pasa por terrenos privados o ejidales sin que se solicite ningún permiso previo.

En su lugar, proponemos que quienes nos visiten sean personas respetuosas que puedan contemplar con asombro la espléndida belleza regional. Promovemos un turismo de naturaleza y cultura, un destino sustentable totalmente contrario al desarrollo desordenado y a ignorar a las comunidades serranas. Por ello, resulta indispensable fortalecer a los microempresarios locales.

En esta coyuntural tan especial en que las cinco presidentas municipales de la Sierra Gorda serán mujeres, esperamos que conformen un contingente de género que abata el rezago en el que nos encontramos. Gracias a su disposición, tuvimos la oportunidad de reunirnos con ellas en una primera ocasión en nuestras instalaciones de Centro Tierra, en Jalpan de Serra. Con mucho gusto puedo decir que se mostraron interesadas en poner orden en la casa, sanear y fortalecer las provisiones con las que cuenta nuestra tierra. Esperamos que finalmente tengan la atención que demandan con urgencia.

Desafortunadamente, los gobernantes que las han precedido no han atendido el problema. Por ello, hoy tenemos una Sierra que no hemos cuidado y con prácticas obsoletas y de gran impacto.

Limpiar la casa es una tarea que seguramente las mujeres tomen más en cuenta (sin dejar de apreciar los contados casos de los hombres), pues actualmente la Sierra Gorda es un cochinero. Estoy segura de que el trabajo de ordenar, sanear y mantener una alacena prevenida será atendido con una visión de mujer que dará una orientación más consistente a la sustentabilidad. Pues no se trata sólo de abrir caminos, educación y salud. A largo plazo tenemos que construir una propuesta que nos permita generar oportunidades tanto para las comunidades como para la conservación de los ecosistemas que nos cobijan.

Como siempre, el Grupo Ecológico Sierra Gorda está dispuesto a apoyar sinergias y compartir conocimiento y experiencias. Dado el gran interés de toda la entrante gestión regional en unidad de partido y de género, nos está abriendo la oportunidad para llevar a un nivel nacional nuestra tierra como un baluarte de una agenda verde, que desde la Sierra Gorda levanta una ola de participación en todo el país, en donde a este valioso grupo de mujeres les toca encabezar una acción que restaure, sanee y fortalezca las oportunidades de desarrollo para las numerosas comunidades locales.

Esperamos todo el apoyo del nuevo gobierno estatal para llevar a nuestro estado a esa relevancia y visibilidad, donde Querétaro brille por sus acciones para enfrentar el cambio climático global y la pobreza, y la Sierra Gorda sea un ejemplo a nivel nacional.

Por: Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo, Directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda, IAP

Pedraza_mexico_conservationReino-del-musgo_1LOGO

Roberto Pedraza Ruiz: La reducción de la pobreza a través de la protección de la naturaleza en México

Source: Discover Conservation A wife and husband living in the wild and remote Sierra Gorda mountains in Central Mexico decided to make a stand against the region’s environmental destruction. They created a grassroots environmental movement, gaining the support of their neighbours, even though they depended on logging the forest to make a living. Roberto, one of their sons, explains how conservation is making financial sense for these poor communities…   Pedraza_mexico_conservationRPR-7Enero2015_1

Can you tell us how you first got involved in conservation?

I grew up in the Sierra Gorda mountains and when I was a kid we had a simply life, raising horses and cows. Then my parents started getting involved in conservation activities, as the Sierra Gorda was a real mess. Back then, no one was taking care of these mountains, of the ecosystems and the wildlife. There was logging everywhere. There was poaching everywhere. The rivers were getting polluted with sewage from the small towns. Roads were being built into the forest. So my parents began with environmental education, since my mother used to be a teacher when we lived in the city. My father sold our cattle and began to plant trees in our own property. This set an example and the neighbours became interested. Over time, a grassroots movement to protect the Sierra Gorda began to grow. My parents founded Grupo Ecológico Sierra Gorda in 1989. After several years of work, they collaborated with the federal government to create the Sierra Gorda Biosphere Reserve. Since I was 12 years old, I’ve been involved in the activities of the NGO that my parents founded. I grew up doing it, so it was quite natural to carry on taking care of the land and the biodiversity of these mountains. Ever since I was a kid, I’ve been badly affected by Biophilia – a concept that was invented by Edward Wilson, a famous US biologist, to describe people who have deep affiliations with nature and how this is rooted in our biology. I have always felt this need to take care of nature’s creatures.

Tell us a bit about the ecosystems that you’re protecting?

The Sierra Gorda is one of the most ecologically diverse protected areas in Mexico. Remember that Mexico is one of the top 10 mega diverse countries in the world. So it really is a very special tract of this country. In the Sierra Gorda you will find one of the oldest deserts in Mexico, 65 million years old. Because of its age, it has a number of endemic and endangered species. Then we have the temperate forests, with douglas firs and aspens, from the Arctic influence – they are northern migrants from the glaciations. Moving up to higher elevations we have the cloud forests, one of the richest ecosystems in Mexico because of the diversity of species in very small areas. About the wildlife; we have 110 mammal species and all of the 6 species of cat found in Mexico – from the jaguar to the lynx. There are 339 bird species and almost 100 of them are neo-tropical migrants; they are US and Canadian tourists that come to spend their winters here, before going back north to have their babies. We have 2,300 plant species, with new discoveries coming from the field all the time. It’s incredible the amount of diversity that’s hidden here and nobody knows what we have.

How does Grupo Ecológico Sierra Gorda work to protect the region?      

No one is making a special effort to protect this biodiversity. So we create private protected areas, with the support of our partners the World Land Trust and IUCN-NL, to save rare and endangered plants and creatures. But a lot of the work in the Sierra Gorda involves collaborating with the local people, because they are the owners of the diversity. It’s the same across Mexico and many places within Latin America, but often conservationists don’t realise that they must work with local people. Conservation organisations have to offer economic alternatives to locals, so that they protect the forest. If not, they will chop it down because they have to make a living. It’s so clear, logical and simple. The root of the problem is that poor people don’t have any alternative. So you need to pay them for the services that their forest provides. A lot of people don’t like it, the idea of putting a price on nature. I don’t like it either really, but if you are practical – if you work in the field and see how things happen – then it really does make a lot of sense. Most people in the Sierra Gorda are very poor, so giving them payments for the water, biodiversity or carbon within their forest means they have a bigger income than before. We combine this with creating alternative livelihoods within ecotourism, reforestation, soil restoration and ecological livestock management. In the Sierra Gorda, conservation is now a better business than cattle ranching or agriculture.

What’s your job like day-to-day?

I have to spend some days at the desk, mostly writing funding proposals and articles. But I am very fortunate that part of my time is dedicated to working in the field, mostly surveying the network of private nature reserves we manage, some of the wildest and remotest sites left in the sierra. A lot of this field work involves wandering around the forest trying to photograph really rare and endangered species. What I like most about this work is that it really makes a difference. I could go to Antarctica and photograph penguins, but a bunch of really great photographers have been there before. I could take more pictures of penguins, but so what? It makes no difference and there is a lot of carbon involved in the travelling. But if I keep looking for new species around here, that nobody has photographed before, then I can make a difference. It’s strange, I feel like I have a special antenna that tells me what’s different within the forest. I often sense that a plant is strange and looks out of place. Then, when I send my photos of it to the experts, it turns out to be a new species. These discoveries are often more endangered than pandas or Bengal tigers, because they are found only on one specific slope of a particular mountain and nowhere else in the world. Of course, they are not as iconic as a panda but they are much more rare and endangered.

What are the highlights of your work?

We’re directly protecting endangered species. My main concern in this life is climate change and the sixth wave of extinction, because it’s happening so fast. We have about 150 to 200 species going extinct on a daily basis. So I’m often wondering how long ecosystems are going to sustain themselves. I think of an ecosystem like a house; if you keep on taking bricks out, how long will it be before the house collapses? It could be jaguar or a salamander that you take away, but you don’t know what special job that creature was doing. So when I go out into the field and see that through our work we are able to stop logging and poaching, that’s the greatest highlight. By involving the community we are taking the pressure off the forest in a way that’s also alleviating poverty. It really makes sense.

What’s the hardest part of your job?

Fundraising, whether it’s for the NGO or for myself as a photographer, it always the hardest thing to do. If I was just making a living from wildlife photography, I’d be starving for sure. It’s quite under appreciated. People always want photos for free and they think that they are giving you visibility, but you have to make a living too. Wildlife never cooperates with you either, so you really have to work hard! You have to be there at sunrise and sunset, when you have decent light to shoot landscape photography. You have to deal with the heat, the ticks, and the rain. You need expensive gear. So it’s quite a hardship! But through my photography I can make a difference; my images have become a very good tool for the NGO. We have been using them in a number of ways, from advertising Sierra Gorda in Mexico City airport, to using them in educational materials, or publishing them in books and magazine articles, like the National Geographic en Español. But most of all I love using my photos in the talks I give. When kids come from city schools, I show them 100 photos of Sierra Gorda and tell them the stories behind the photos. As I tell these stories, I watch their shocked faces. They had no idea we have all these creatures in these forests. So I really enjoy giving those talks.

Are you optimistic about the future for conserving biodiversity?

We are very short of time. Human population keeps booming and we are releasing huge amounts of carbon. We should keep doing our best and keep acting in solidarity with wildlife. But if you start thinking about how most people are behaving and how little they care about nature, they don’t even see that it’s for our own well being, then it’s hard to be optimistic. But anyway, we know we are doing the right thing. If more people start supporting us or fighting their own environmental battles, then we could make a difference. Then we could still have time.

Do you have any advice for people looking for a career in conservation?

Young people should get involved in real conservation NGOs. Not the conversation ones. Many of them are just chatting about the issues. They are taking resources that should be used in the field and they are using them to chat and publish papers. I’m not against publishing scientific papers but it’s the role of institutions, like universities. It’s a very important one and we need that research made available. But it’s not the job of conservation NGOs, it’s a distraction. If they’re into photography, then think about how it can make a difference. I know the difference that my photography has made to this area. So they should get involved with a conservation NGO and that way their photography can be really useful. It then becomes more than just nice photos, instead they can be used to teach and raise awareness. They should focus on capturing images of species and ecosystems that are under photographed. Choose a place where no photographer has been before. It doesn’t make sense to shoot giraffes or lions, as there are already so many good photographs of that. What’s the point in adding to the collection? Focus on really endangered, new, or endemic species. That makes a difference. In whatever area you decide to work, keep common sense in the way you act. Don’t get distracted. There are many ways to get distracted. You may be tempted to choose a route that is easy and nice, but you should keep focused. What is it that you really want to achieve? I think that’s it, it’s all the wisdom I have!

Thanks so much Roberto for sharing your story and your wisdom. It’s inspiring to know that one family can truly make a difference.

8994054173_5672eed810_b-960x600

David y Goliat, la basura y el hombre

En Sierra Gorda, los esfuerzos por luchar contra los residuos sólidos que inundan el mundo cumplen ya 28 años

Por Esther Díaz

Fuete: Revista Equilibrio

8994054173_5672eed810_b-960x600

Érase una vez un barco pesquero que navegaba por el Océano Pacífico de regreso al puerto de donde, meses atrás, había partido. Una noche de tempestad en la que solo la tripulación de guardia estaba despierta, el barco chocó contra una gran mole que su radar no había detectado. Era una gigantesca isla de basura de ocho veces el tamaño de Chihuahua y 30 metros de profundidad…

La historia podría ser un cuento o un hecho completamente real. Las islas de basura, descubiertas hace más de 10 años, están formadas por vidrio, metales, plásticos, redes de pesca, tapones de botellas, cepillos de dientes y casi cualquier cosa que podamos imaginar. Por si fuera poco, no son fáciles de localizar vía satélite.

Las causas de que actualmente existan cinco grandes islas de basura en los océanos del mundo es sencilla: una gran parte de los residuos que generamos no se recicla, sino que termina en tiraderos clandestinos, en basureros que ya excedieron su capacidad y en alcantarillas. De las alcantarillas, la basura pasa al drenaje, de ahí a los ríos y, finalmente, al mar.

En primer lugar, una parte de esos desechos es ingerida por los peces. Cada año, miles y miles de peces, delfines, tortugas y ballenas mueren por comer plástico, quedan mutilados o se asfixian al quedar enredados en algún tipo de desecho. Hace poco, por ejemplo, encontraron a una ballena muerta en una playa con 20 kilos de plástico en su estómago.

Además, los desechos de las islas de basura contienen sustancias tóxicas que contaminan el agua donde habitan los peces y crustáceos que, si eres omnívoro, tarde o temprano acabarán en tu estómago.

Por si fuera poco, todos esos residuos destruyen los corales y los manglares, que es donde se crían los peces y sirven como barrera protectora contra huracanes.

Conscientes de todo ello, y con una visión adelantada a su tiempo, hace ya casi tres décadas Grupo Ecológico Sierra Gorda (GESG) comenzó a desarrollar un exitoso programa de recolección de materiales reciclables en las comunidades rurales.

En los últimos 15 años, se han recolectado 7,500 toneladas de materiales reciclables y se han construido 113 centros de acopio comunitario.

Por medio de visitas periódicas a las comunidades, en las que una buena parte de las brigadas de limpieza han estado durante años formadas por niños y jóvenes, los habitantes de las comunidades han aprendido a separar papel, cartón, vidrio y latas.

Hoy en día, las personas –principalmente mujeres– recogen los materiales separados y los llevan al centro de acopio de sus comunidades para luego ser trasladados al centro de acopio regional.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer. La basura esparcida por las laderas de las montañas sigue siendo hoy una realidad con la que muchos serranos conviven.

Casi 30 años después, la lucha por una sierra más limpia continúa. De ello depende que otro barco no vuelva a encallar en una isla fabricada a base de malas acciones.

Mucha actividad en mayo

Estimados lectores. Hoy me propongo comentarles acerca de la actividad que el Grupo Ecológico Sierra Gorda (GESG) llevará a cabo en mayo, que promete ser muy intenso y de provecho. Estaremos participando en la edición anual del Foro Económico Mundial en Cancún del 5 al 8 de mayo, evento que nos dará la oportunidad de acercarnos con nuestra propuesta de trabajo en materia de carbono y productos ecosistémicos, tanto a funcionarios públicos como privados de alto nivel. Hemos participado en dicho evento por muchos años, al ser una emprendedora social de la Fundación Schwab, llevando un mensaje de conservación y solidaridad social que no es común en un evento predominantemente económico. Sin embargo, estamos en el lugar correcto, comunicando lo que sucede en un mundo que tales personajes desconocen, en el que pueden hablar de finanzas y retornos económicos por días y ni una palabra para la ecología, el valor económico de los servicios de los ecosistemas y la gran infraestructura natural que es nuestra biosfera. Resulta sub-realista escuchar de tantas proyecciones económicas y ninguna del tiempo que le queda de vida a los bosques, selvas, manglares y todos los diferentes ecosistemas del planeta. No es fácil alzar la voz en estos contextos. Estoy segura que seré la única que hable del cambio climático y la pobreza con una experiencia real de lo que sucede en el terreno. Siempre me ocurre lo mismo. Si no estuviéramos nosotros, no habría una sola reflexión acerca de cómo regenerar los suelos, los bosques, combatir al cambio climático con una transferencia de conocimiento a productores forestales y agropecuarios. En fin, voy con mi propuesta para reverdecer México. Ya les platicaré cómo fue la experiencia y seguramente de los éxitos que vamos a conseguir. El 15 y 16 de mayo, el Centro Tierra Sierra Gorda será sede del Campamento Nacional de Jóvenes Líderes Ecológicos, en donde los que se han distinguido por su interés y acción se darán cita en nuestras instalaciones para recibir un entrenamiento para fortalecer su acción y capacitarlos con nuevas herramientas sustentables, una sensibilización muy significativa. Vendrán de siete estados de la República, grupos con sus maestros todos ecológicos, intercambiaremos experiencias y fortaleceremos nuestra red de acción. Esta será la décima edición de este evento, en el que han participado cientos de jóvenes y educadores de todo el país. También celebraremos el Tercer Foro Nacional de Intercambio de Experiencias en Manejo Holístico, en el que participarán productores y técnicos de todo el país. Contaremos con la presencia del MVZ Francisco Gurría, titular de la Coordinación Nacional Ganadera de la Sagarpa, quien impulsa, junto con los Savory Hubs en México, un manejo agropecuario muy innovador, en donde a través de un manejo planificado de los pastizales, rotando el ganado, va uno consiguiendo la recuperación biológica de los suelos. Aprovecharemos la ocasión para dar a conocer la estrategia nacional que hemos venido trabajando, localizando áreas y grupos de trabajo, promocionando entre productores prácticas regenerativas ya en siete estados del país. Capacitando un grupo de 40 educadores en manejo holístico para iniciar lo que será una ofensiva organizada y esperamos muy exitosa para rescatar de la desertificación y pérdida de la productividad del campo mexicano, transfiriendo conocimientos que son de triple beneficio. Gracias a su adopción capturaremos cantidades de bióxido de carbono y agua en suelos, produciremos alimentos orgánicos y generaremos riqueza integrando una cadena de valor, fortaleciendo las capacidades de los dueños de la tierra. Así amigos, es que tenemos mucho trabajo, que llevaremos a cabo con toda nuestra dedicación y amor para el planeta. Por: Martha Ruiz Corzo, Directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda, IAP

Movilizando todas las posibilidades

Por Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo. Movilizando todas las posibilidades, buscando impulsar una Agenda Ambiental significativa para el Estado y para el país, Grupo Ecológico Sierra Gorda tiene una gran experiencia aterrizada en donde hemos conseguido establecer una versión rural de los protocolos globales para proteger el bosque, esa versión es resultado de muchas acciones y años de aprendizaje, ya en el 1995 estábamos trabajando en ello, buscando la validación para el mercado regulado, primer proyecto forestal en México validado con el Gold Standard por Rainforest Alliance, para el mercado global. Todo un proceso de investigación, midiendo cuánto carbono almacenan en sus cuerpos los arboles, cientos de parcelas monitoreadas con el Centro de Calidad Ambiental del Instituto Tecnológico de Monterrey, ¡uf! que esfuerzo en campo, un preparación de años, armando polígonos, pruebas de elegibilidad, expedientes de propietarios de comunidades de extrema pobreza que no cuentan con documentación muchos de ellos, un equipo de geógrafos, otro de forestales buscando esa validación, es una historia de un largo aprendizaje. Somos expertos en medir la captura y contención de carbono, conocemos cada predio de la Reserva de la Biosfera y somos amigos de sus propietarios, dignos dueños de los bosques sin oportunidades económicas con quien nos urge trabajar, sacar el flaco ganado de los bosques, pagarles una compensación por esa y otras acciones a favor de la flora y la fauna silvestre, valorizando el capital natural propiciando la regeneración forestal que es magnífica forma de capturar carbono en la atmosfera y restaurar el hábitat para el jaguar y las innumerables especies en la biodiversidad queretana, nuestro patrimonio natural. DSC_8161 El gran acierto del Gobernador Calzada de haber formalizado el primer mecanismo de compensaciones a nivel estatal, iniciativa innovadora hoy día es una realidad, contamos con una estructura ya operando y que a medida que se fortalezca podremos extender los beneficios a otros propietarios de la Sierra Gorda y recuperar las áreas forestales en otros municipios de Querétaro, muchas gracias por su visión. Hoy día contamos con una estrategia y herramientas para replicarlo en otros estados del país, con el viento a favor hemos de avanzar en este nuevo objetivo. Regenerar los suelos agropecuarios con técnicas que reviertan el proceso de degradación y envenenamiento de los suelos, producir alimentos orgánicos en los traspatio, consumo y venta hortalizas , carne de pastura, sabemos cómo desarrollar esponjas con raíces y cobertura de una rica materia orgánica, manejo de escurrentias evitando que el agua corre, propiciamos la infiltración con un subsoleo en diseño key-line.   11. TRAZOS DE CURVAS A NIVEL PARA DISEÑO KEYLINE EN MESAS DE PALO BLANCO,ARROYO SECO   9.DISEÑO KEYLINE EN TONATICO, PINAL DE AMOLES.   Muchas técnicas que hemos aprendido de los años, en donde uno tras otro hemos contado con profesores-asesores técnicos que nos han transferido herramientas que ya operan en la Reserva, como un laboratorio vivo de prácticas ambientales, hemos sido educados como equipo a mitigar el cambio climático y sabemos la respuesta poniendo en movimiento regional y nacional una estrategia con todas las posibilidades para contrarrestar los efectos climáticos, la técnica ahí está, la música está tocando en la sierra Gorda, ahora hay que llevarla a todo el estado y a otras regiones del país, como de hecho ya estamos impulsándolo.

Cruzada por el planeta


Ya en una nueva cuenta, los meses del año se sumarán a gran velocidad, Grupo Ecológico Sierra Gorda listo como hace 27 años a generar toda la actividad que sea capaz, involucrando a todos los actores posibles en una puesta en marcha con soluciones a los problemas de nuestra casa, el Planeta Tierra.Motivo de toda nuestra dedicación, sabedores de la emergencia, con sorpresa recibimos el comunicado en donde la Iglesia Católica se manifiesta por boca del Papa Francisco a favor del cuidado de la creación y se anuncia su participación en las próximas cumbres del clima… y París en diciembre de 2015, para llevar a cabo un llamado al colectivo global a favor de la Tierra.

Un momento para reconectar con nuestros orígenes y aprender a sorprenderse con las maravillas de la naturaleza, donde los prodigios se suceden sin fin. Es legítimo enseñar a nuestros hijos a amar la Tierra, madre prodiga que nos bendice continuamente a todos y que debiera ser motivo de preocupación, de cuidado y compromiso para restaurar el daño que le hemos causado. Ya hemos perdido los hielos del planeta, los suelos están en proceso de desertificación, y el índice de turbulencia atmosférica ha crecido un 40% en los últimos 30 años.

Las concentraciones de bióxido de carbono, metano y otros gases de efecto invernadero, están ocasionando graves efectos en los ecosistemas y con ello la pérdida del flujo de servicios vitales para la sociedad.

Parece que repito todo el tiempo y es verdad, vivo totalmente en la trinchera desde hace 30 años, y sigo apenada con la misma intensidad y ¿Cómo no voy a repetirlo?, si nadie escucha, si avanzamos pero sólo en forma local, si no se toman las medidas necesarias para mitigar el daño.

Una cumbre climática y otra se suceden en la indefinición y falta de compromiso, siempre postergando las radicales decisiones que deberían tomar los líderes globales para de verdad hacer frente al problema, los consultores debaten en la discusión, todos hablan, nadie entiende, todos cobran y mientras, los ecosistemas en riesgo por falta de valor económico y el desarrollo demandante engullendo labio-capacidad, destruyendo la Vida.

No entendemos lo que significa perder ese tejido pacientemente creado en millones de años, en un tiempo del Creador que nosotros no comprendemos, y todo lo ponemos en venta. Podemos acabar con la Tierra ofertando el milagro de la vida por unas cuantas monedas. Qué vergüenza. Mentes cuadradas que no pueden presentir la maravilla, un progreso que no ve sus efectos, que intencionadamente ignora el daño irreparable que causa a la Vida.

Hacemos votos por el éxito de esta cruzada por el planeta, donde el Jerarca de la mayor comunidad religiosa del planeta pone manos a la obra. Enhorabuena, con suerte veremos un milagro.

Por: Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo, Directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda, IAP

Trascender fronteras


Movilizando todas las posibilidades, buscando impulsar una agenda ambiental significativa para el estado y para el país, Grupo Ecológico Sierra Gorda (GESG) tiene una gran experiencia aterrizada en donde hemos conseguido establecer una versión rural de los protocolos globales para proteger el bosque. Esa versión es resultado de muchas acciones y años de aprendizaje.Desde hace varios años estábamos trabajando en ello, buscando la validación para el mercado regulado, primer proyecto forestal en México validado con el Gold Standard por Rainforest Alliance, para el mercado global.

Todo un proceso de investigación, midiendo cuánto carbono almacenan en sus cuerpos los árboles, cientos de parcelas monitoreadas con el Centro de Calidad Ambiental del Instituto Tecnológico de Monterrey. ¡Uf! qué esfuerzo en campo, una preparación de años, armando polígonos, pruebas de elegibilidad, expedientes de propietarios de comunidades de extrema pobreza que no cuentan con documentación muchos de ellos, un equipo de geógrafos, otro de forestales buscando esa validación, es una historia de un largo aprendizaje.

Somos expertos en medir la captura y contención de carbono; conocemos cada predio de la Reserva de la Biósfera y somos amigos de sus propietarios, dignos dueños de los bosques sin oportunidades económicas con quien nos urge trabajar, sacar el flaco ganado de los bosques, pagarles una compensación por esa y otras acciones a favor de la flora y la fauna silvestre valorizando el capital natural, propiciando la regeneración forestal que es una magnífica forma de capturar carbono en la atmósfera y restaurar el hábitat para el jaguar y las innumerables especies en la biodiversidad queretana, nuestro patrimonio natural.

El gran acierto del gobernador Calzada de haber formalizado el primer mecanismo de compensaciones a nivel estatal, iniciativa innovadora hoy día es una realidad, contamos con una estructura operando y que a medida que se fortalezca podremos extender los beneficios a otros propietarios de la Sierra Gorda y recuperar las áreas forestales en otros municipios de Querétaro. Muchas gracias por su visión.

Hoy día, contamos con una estrategia y herramientas para replicarlo en otros estados del país, con el viento a favor hemos de avanzar en este nuevo objetivo.

Regenerar los suelos agropecuarios con técnicas que reviertan el proceso de degradación y envenenamiento de los suelos, producir alimentos orgánicos en los traspatios, consumo y venta de hortalizas, carne de pastura, sabemos cómo desarrollar esponjas con raíces y cobertura de una rica materia orgánica, manejo de escurrentías evitando que el agua corra, propiciamos la infiltración con un subsuelo en diseño key-line.

Muchas técnicas que hemos aprendido de los años, en donde uno tras otro hemos contado con profesores-asesores técnicos que nos han transferido herramientas que ya operan en la Reserva, como un laboratorio vivo de prácticas ambientales. Hemos sido educados como equipo a mitigar el cambio climático y sabemos la respuesta poniendo en movimiento regional y nacional una estrategia con todas las posibilidades para contrarrestar los efectos climáticos, la técnica ahí está, la música está tocando en la Sierra Gorda. Ahora hay que llevarla a todo el estado y a otras regiones del país, como de hecho ya estamos impulsándolo.

Por: Martha Ruiz Corzo: Directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda, IAP

Las cosas simples de la vida

Por Martha Isabel “Pati” Ruiz Corzo

La vida simple.

Qué valores tan escondidos tiene para nuestra sociedad moderna. Todo lo que encierran los pequeños placeres: la contemplación de una noche estrellada o de un día lluvioso, la neblina pasando entre las ramas de los árboles en el silencio profundo del bosque, los variados verdes del reino vegetal, o los rugosos cuerpos de los árboles. Todo se conjuga en un diseño al que no le cabe más belleza, todo entreverado de una gran sabiduría, tejido por un Creador de donde surge la vida misma.

Han llegado a mi mesa deliciosos frutos de la hortaliza, brillando de bien alimentados por la generosidad bendita del suelo, que disfruto con la vista, el olfato y el sabor, todo bien guisado con mucho ajo y amor, presintiendo en todos ellos cuánto amor hay hilvanado en todas las formas de vida, el prodigio de la naturaleza donde los milagros se suceden a cada momento, regenerándose continuamente, dadivosa, sabrosa, prodigiosa y de cuantas más formas podríamos calificar el maravilloso tapiz de la creación. Me encanta prepararlos y disfrutarlos con mis queridos invitados.

Si, bien dicho por el Papa Francisco que es pecado dañar la Creación, cuando todos tenemos el mismo Padre, una fraternidad que hemos acosado, mercantilizado y casi agotado, llevándonos en nuestra desmedida ambición ese patrimonio, legado de nuestros hijos, un tapiz con grandes hoyos hechos por nuestro modo de vida, acarreando desgracia para todos, derrochando un tesoro que no nos pertenece y cuyas consecuencias tendremos que pagar.

Ojalá nuestra sociedad se hubiera desarrollado con valores diferentes, austeros, de frugalidad y autosuficiencia, donde el bien común fuera la medida, y la ambición fuera dar y dar lo mejor de uno mismo, no solo dinero, sino nuestros talentos, y la capacidad de amar se expandiera por el ejercicio cotidiano, entendiendo mejor las leyes de la vida, y donde la recompensa se acumulara en un profundo gusto por la vida, aquí y ahora. Otro sería el mundo y nuestra sociedad no hubiera llegado a esta antropofagia, a tanta mezquindad y tanto acumular, donde somos capaces de producir tanto dolor, de destrozar tantas formas de vida, de crear un valle de lágrimas, un desierto espiritual. Existen caminos no recorridos, formas de vida más felices.

Deberíamos atrevernos a dejar el engaño, a ejercer la libertad de ser nosotros mismos, a dejar de lado el estereotipo del hombre moderno, tan conseguido, tan refinado por el sistema. A ser uno mismo, no una fachada o una máscara, sino una entidad individual, volviendo a lo natural, encontrando nuestro origen, dejando atrás el destierro en el que se vive.